Portada arrow Noticias arrow Titulares de Prensa  
miércoles, 20 de junio de 2018
Titulares de Prensa
Nacional
Nacional

  • Siga en directo la primera sesión de control al Gobierno de Sánchez
    A través de ABC.es puede seguir en directo la primera sesión de control al Gobierno de Pedro Sánchez a través de las preguntas en el Congreso de los Diputados.

  • El desastre demográfico de Aragón se agrava: la natalidad se ha hundido casi un 20% en diez años
    Lejos de remitir, el desastre demográfico se agrava en Aragón. Al desierto demográfico que se extiende por los pueblos, por el medio rural, se une también el hundimiento de la natalidad también en los núcleos urbanos. El resultado de conjunto es un retroceso poblacional cada vez más acusado. El año pasado ya hubo 3.700 más muertes que nacimientos en esta región. Los datos de 2017 los acaba de desvelar el Instituto Nacional de Estadística (INE). El año pasado hubo en Aragón 10.470 nacimientos, frente a 14.173 defunciones. La natalidad sigue en caída libre en esta Comunidad autónoma. En los diez últimos años se ha desplomado en casi un 20%. Desde 1975 se ha hundido un 46%. En 2007 nacieron en Aragón 2.389 más niños que en 2017. Ese progresivo descenso de la natalidad dibuja un panorama espinoso a medio y largo plazo: la población está cada vez más envejecida en Aragón y, además, la población en edad fértil cada vez tiene menos hijos por término medio. Esa regresión se corrigió temporalmente al calor del «boom» económico. Hasta 2008, Aragón -como el resto de España en general- atrajo una creciente cantidad de inmigrantes jóvenes que contribuyeron a rejuvenecer el censo y, también, a incrementar la natalidad. Cuando estalló la crisis comenzó un flujo inverso, la marcha de inmigrantes a otros lugares en busca de mejores oportunidades economicas. Y, junto a esos inmigrantes que emprendieron el camino de vuelta, también ha habido una significativa porción de jóvenes aragoneses que se han marchado fuera de la región -y fuera de España- por motivos económicos, laborales. Desde 2009, la natalidad no ha dejado de descender en esta Comunidad autónoma. Y, a la vista de los últimos datos, sigue sin tocar fondo. Todo esto ha hecho mella en las áreas urbanas, mientras que las áreas rurales siguen hundidas en su particular desastre demográfico al que la Administración, pese a los reiterados planes y anuncios, se ha demostrado incapaz de ponerle remedio. Aragón ya tiene 200 pueblos moribundos. Lejos de solucionarse, el problema se agrava mes a mes.

  • En directo, primera sesión de control del nuevo Gobierno: Sánchez culpa al PP de la crisis catalana
    9.22 Tras la réplica de la ministra Carmen Calvo, Carlos Rojas le reprocha el «golpe político» de Pedro Sánchez. «Usted coordina este Gobierno y ya sabemos que es una tarea imposible porque han pactado con radicales y con los que quiere romper España». «¿Por qué no dice que las concertinas las puso el Gobierno de Zapatero? (...). Ayuden con realidad y no con reality, señoría». 9.20 Pregunta de Carlos Rojas (PP) a la ministra Carmen Calvo (PSOE) a costa del Aquarius: «¿Por qué el Gobierno ha sobreactuado tanto?», le pregunta. «¿Por qué no dan el mismo tratamiento al resto de pateras que llegan a nuestras costas?». 9.19 «Seamos ambiciosos pero seamos realistas también», le contesta Pedro Sánchez. «Hay que culminar ese modelo de financiación autonómica en la próxima legislatura». Veremos quién gobierna para entonces. 9.18 Baldoví, mucho más duro que Pablo Iglesias, le habla sobre agotar o no la legislatura: «Sus declaraciones de ayer me recuerdan al señor Montoro», le afea Baldoví. «No me gustaría, y lo digo de corazón, que hiciera usted lo mismo que el señor Montoro. Usted sabe que la comunidad valenciana es un 12% más pobre (...). Somos cumplidores, gastamos menos por habitante que la media española en educación y el resto de servicios sociales que tenemos transferidos (...). Cada valenciano cuando viene al mundo debe 9.600 euros (...). Este es un modelo caduco y abusivo. No puede venir y decir que pretende agotar la legislatura y no puede reformar el sistema de financiación (...). No le votamos para que hiciera lo mismo que el Partido Popular». 9.16 «Mantengo que hay que revisar la financiación autonómica», responde Sánchez, que dice agradecerle su pregunta. «En el corto plazo lo que tenemos que hacer es mejorar la financiación de todas y cada una de las comunidades autónomas, especialmente la valenciana». 9.14 Turno para Baldoví, que pregunta por lo suyo: «¿Qué compromisos firmes piensa adquirir su Gobierno a corto y medio plazo para solucionar el grave problema de infrafinanciación, que padecemos los valencianos y las valencianas?». 9.13 Responde Sánchez: «Entiendo perfectamente su petición, nosotros también hemos puesto encima de la mesa la igualdad laboral, le agradezco que subraye que hemos levantado el veto a 18 proposiciones de ley. Ya le digo que este Gobierno va a gobernar con el parlamento y no contra el parlamento». 9.11 Tras la réplica de Pedro Sánchez, justificando sus medidas sanitarias, Pablo Iglesias aprovecha su turno para ironizar sobre Rafael Hernando («suena mejor en la oposición», ha venido a decir). Después le ha pedido entendimiento con su partido. 9.09 Turno para Pablo Iglesias, mucho más tranquilo que cuando gobernaba Rajoy: «¿Está dispuesto su Gobierno a impulsar permisos de maternidad y paternidad iguales, intransferibles y remunerados al cien por cien?» 9.08 «Lo único que le pido es que ustedes sean tan leales como el PSOE fue tan leal con su partido en la crisis territorial», le dice Sánchez a Hernando. «No hagan oposición a costa de deteriorar la convivencia». 9.07 Pedro Sánchez: «Yo creo que tendría que hacer una reflexión. Se lo dije en la moción de censura. Este Gobierno no le va a pedir lealtad. No alimenten el agravio territorial (...). La moción de censura suspuso un cambio de época en la política española y ustedes deben aprender de esos errores». 9.06 Hernando le acusa de usar la política penitenciaria para hacer política y reivindica la creación de empleo lograda durante el Gobierno anterior. 9.05 Responde Pedro Sánchez, que ha dicho que su Gobierno buscará «reconstruir la cohesión territorial dañada durante los años de Gobierno del Partido Popular». 9.04 Toma la palabra Rafael Hernando, avisándole a Pedro Sánchez de que son un «gobierno provisional». 9.02 Un ujier del Congreso le ha dicho a Pedro Duque dónde tiene que sentarse. El ministro de Ciencia, Innovación y Universidades de España se ha saludado con Rafael Hernando. 8.59 Vemos a algunos ministros del antiguo Gobierno, como Fátima Báñez o Íñigo Méndez de Vigo, buscando su sitio fuera de la fila azul. Hoy los sillones azules pertenecen a los ministros del Pedro Sánchez. 8.48 Por último, Joan Baldoví le preguntará por lo suyo, por Valencia: «¿Qué compromisos firmes piensa adquirir su Gobierno a corto y medio plazo para solucionar el grave problema de infrafinanciación, que padecen los valencianos y las valencianas, tal y como usted mismo reconoció en el debate de defensa de su candidatura a la Presidencia del Gobierno donde habló de cohesión social? 8.48 Después será el turno de Pablo Iglesias, que ha registrado la siguiente pregunta: «¿Está dispuesto su Gobierno a impulsar permisos de maternidad y paternidad iguales, intransferibles y remunerados al cien por cien?». 8.47 Se trata de una pregunta que ya hizo durante la moción de censura y que se quedó sin respuesta por parte del líder socialista. 8.47 Concretamente, la pregunta que ha registrado Rafael Hernando, portavoz del grupo parlamentario popular, es: «¿Cuáles son los compromisos que Vd. ha adquirido con los diferentes grupos políticos que le han llevado a la Presidencia del Gobierno?». 8.47 Habrá preguntas a los principales ministros, pero antes de eso, Sánchez deberá responder a Rafael Hernando (PP), Pablo Iglesias (Podemos) y Joan Baldoví (Compromís). 8.45 Buenos días. En 15 minutos comienza la primera sesión al Gobierno de Pedro Sánchez. Será la primera vez que el líder del PSOE, del que hay que recordar que no es diputado, responda las preguntas de la cámara.

  • El PSOE defiende a Puente y pide a la edil de Cs que que aclare si «se ha marcado un Cifuentes»
    El portavoz del Grupo Socialista, Pedro Herrero, exigió este martes a la concejala de Ciudadanos, Pilar Vicente, que aclare si «se ha marcado un Cifuentes o un Casado sobre su vida profesional», tras las acusaciones que vertió contra el alcalde, Óscar Puente, tachándole de «machista y clasista», por hacer referencia a su vida laboral. El portavoz socialista consideró que «es habitual que Vicente trate de dar lecciones de gestión al gobierno municipal de Valladolid» y en la intervención del alcalde, Óscar Puente, que motivo hoy su salida del pleno, «se puede escuchar que solo ha dudado de su capacidad en la misma medida que ella en una intervención previa, ha dudado de la de él». Así, resume que «no hay atisbo de machismo ni clasismo, sino solo de victimismo, pero de la concejala, que desde la moción de censura en España ya no se siente la «Inés Arrimadas del Pisuerga», informa Ical. «O trabajaba en una tienda cosa que no consta en su currículo, o era responsable de expansión», dijo. Asimismo, constató que «la que parece ser clasista es ella, que viste en su CV de responsable de expansión, una experiencia muy digna pero más modesta», dijo a través de un comunicado de prensa. Herrero remarcó que «hay quien entra en política presentándose ante la ciudadanía aparentando ser lo que no es», «unos con formación y otros con experiencia laboral» y defiende la intervención del alcalde, que motivó su salida del pleno. Al respecto, sostuvo que el video no deja lugar a dudas y demuestra que Pilar Vicente acusa al alcalde de mentir sobre su currículum al decir este, en el Pleno sobre el Debate de la Ciudad, que «trabajó en una tienda en Vallsur», cosa de la que ella misma ha dicho sentirse orgullosa en Twitter, hace unas horas. Herrero se cuestiona por qué se hace «la ofendida y abandona un pleno cuando ella misma reconoce sentirse orgullosa».

  • Treinta intimidades que Pedro Sánchez todavía no ha contado en sus vídeos
    El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, difundió el lunes un vídeo donde trató de mostrar cercanía acercando a los españoles a su día a día dentro de la Moncloa. Corriendo por los jardines del palacio, haciendo estiramientos en las columnatas, y jugando con su perra, Turca, en la escalinata de la residencia oficial. Después de conocer una primera entrega de su vida personal, a continuación desvelamos 30 intimidades que Pedro Sánchez todavía no ha contado en sus vídeos: -Estatura: 1,90 metros -Color de ojos: Marrones oscuros. -Música, grupos favoritos: Indie. La habitación roja, Arcade Fire, Muse, Love of Lesbian, Supersubmarina? Y de otro estilo, Bruce Springsteen. -Idiomas: Castellano, inglés y francés. -Literatura, autor o pensador de cabecera o favorito: Varios. Shakespeare y Javier Cercas son algunos de ellos. -Películas o series de cabecera o favoritas. Le gusta mucho el cine español. «La lengua de las mariposas» es una de sus películas favoritas. En series es más de «El ala oeste de la Casa Blanca» y «Borgen» que de «Juego de tronos». También le gusta «Homeland» o «True detective». -De pequeño qué quería ser: Jugador de baloncesto. -Referentes históricos o políticos: Willy Brandt y Olof Palme, en la esfera internacional, y Felipe González y Alfonso Guerra en la nacional. Socialdemocracia pura. -Estudios: Licenciado en Ciencias Económicas y Empresariales (Universidad Complutense); máster en Política Económica de la UE (Universidad Libre de Bruselas), en Integración Económica y Monetaria Europea (Ortega y GassetI) y en Liderazgo Público (IESE). -¿Qué lleva en la muñeca? No lleva reloj. -Diestro o zurdo: Diestro. -Para escribir usa: Rotulador de punta fina. -Trayectoria profesional: Ha sido concejal del Ayuntamiento de Madrid, diputado en el Congreso en tres legislaturas distintas pero no completas. Entre medias fue consultor y profesor universitario. -Horarios: Se levanta pronto (una de sus normas es desayunar siempre con sus hijas) y procura no acostarse tarde, aunque no siempre lo consigue. -Hermanos. Un hermano, David, el artista de la familia. -¿Fuma? No fuma. -Mujer o pareja sentimental: Begoña Gómez, de 43 años. -Hijas: Ainhoa y Carlota, de 11 y 13 años. -Comida favorita: Comida mediterránea, japonesa, la pasta y los helados. -Bebida favorita. Agua y Coca-Cola light. -Creencia religiosa: Agnóstico. -Seguidor del... Baloncesto. Estudiantes. -Deporte que practica: Sale casi todos los días a correr y procura seguir jugando de vez en cuando al «basket». -Mascota: Desde el año pasado, una perra de aguas llamada Turca. -Tipo de calzado: Depende de la ocasión. Los zapatos siempre de cordones. -¿En qué barrio vivía antes? Pozuelo de Alarcón (Madrid). -¿Dónde veranea? Mojácar (Almería). También la montaña en el Valle del Silencio (León). -Otras aficiones: Leer, ver partidos de la NBA aunque sean grabados. Cine, teatro. -Manías o supersticiones: Colecciona búhos y lleva como amuleto en la mochila las pulseras que le hacen sus hijas. -Estilo: Según la ocasión. Se siente más cómodo vistiendo más casual o de sport. Las respuestas pertenecen al especial de ABC para las elecciones de 2016. Ha sido modificada la pregunta de la mascota, puesto que su perra la adquirió en 2017. Entonces respondió que tenía dos tortugas. La respuesta a la pregunta sobre qué lleva en la muñeca se ha modificado. Entonces respondió: «Ahora mismo una pulsera del PSOE. No llevo reloj». Se ha omitido la primera parte, puesto que ya no la lleva, según se comprueba en los actos públicos. También se ha actualizado la edad de su mujer y sus hijas.

  • Luis Fuentes: «Me gustaría repetir como candidato de Ciudadanos a la Junta»
    El portavoz autonómico de Ciudadanos, Luis Fuentes, reconoció este pasado martes en la tertulia COPE-ABC su disposición a «repetir» como candidato a la Presidencia de la Junta en las elecciones de 2019 para «continuar con mi trabajo en las Cortes». En todo caso, recordó que esta decisión se tomará en un proceso de primarias que arrancará a partir del próximo mes de enero y consideró que, como se ha demostrado en los últimas semanas, «la situación puede dar un vuelco importante de aquí a seis u ocho meses». El salmantino aseguró que en su formación «lo más importante son las ideas y nuestras políticas y no tanto las caras», al tiempo que destacó que «cualquiera» dentro del partido «será los suficientemente bueno como para defender un programa de regeneración, con ideas para modernizar Castilla y León y que genere oportunidades para que la Comunidad sea atractiva». En esta línea, rechazó «estar de precampaña y viendo quienes serán los candidatos» durante el próximo año, por lo que aplaudió que sea a principios de 2019 cuando se «den los pasos y los afiliados tomen las decisiones». Y es que para Fuentes, los ciudadanos «se merecen el respeto de que durante los cuatro años que somos elegidos estemos trabajando para ellos y ganándonos el sueldo que tenemos y no para hacer cálculos electoralistas». Tras reiterar que se encuentra «ilusionado con seguir con mi trabajo y mantenerlo en la próxima legislatura», aseguró que no le «preocupa» la posibilidad de que dos miembros de Cs, como Francisco Igea o Pilar Vicente, puedan optar también a presidir la Junta. «Igea es un magnífico representante de de Castilla y León y tiene un peso importante en la sanidad nacional y Vicente es la política más importante de Valladolid y puede ser la alcalde de la ciudad», zanjó. «Salir a ganar» Preguntado por si la moción de censura del PSOE les ha dejado «descolocados», Fuentes negó la mayor al asegurar que «estamos donde hemos estado siempre». Aunque admitió que tenemos que «recolocarnos todos», defendió que su labor es de la «ser útil a los ciudadanos y hacer una labor de control a los gobiernos». Sobre la posibilidad de conformar una coalición con el PP en Castilla y León tras los comicios de 2019, recordó que los afiliados «ya nos han dicho que estamos preparados para entrar en gobiernos y se decidirá en cada caso». Sin saber «la representación que nos darán los votantes», planteó la opción de «ser la primera fuerza política en la Comunidad» y aseguró que «vamos a salir a ganar las elecciones en todas y cada una de las circunscripciones». Para ello, espera que Cs «seamos capaces de ilusionar a los ciudadanos y que nos den su confianza». Para Fuentes, después de tantos años de gobierno del PP en la región, «Castilla y León se nos está muriendo, se nos marcha la gente, no tenemos futuro para muchos jóvenes». De ahí que considere que «un vuelco político no va a ser complicado» y que «un cambio radical es posible en Castilla y León». Junta a la despoblación, el «mayor problema que tenemos», también hizo hincapié en que «ahora mismo las empresas no quieren venir a Castilla y León» para concluir que «ninguna firma a nivel mundial quiere estar aquí porque no tiene las mismas oportunidades que en otros puntos del país». Fuentes también restó credibilidad a la posibilidad de que PP y PSOE vuelvan a ser los principales partidos del país porque «la sociedad españoles ya ha decidido que se va a acabar con el bipartidismo. Al tiempo, criticó a ambas formaciones porque «uno u otro lo único que han hecho estos años es aliarse con independentistas, nacionalistas y populistas. Prefieren eso que hacerlo con un partido de centro como Ciudadanos».

  • Las seis noticias que debes conocer hoy, miércoles 20 de junio
    [Si te perdiste las seis noticias imprescindibles de ayer, puedes leerlas haciendo click en este enlace] 1. De la Serna comparece este miércoles, horas antes de que se cierre el plazo de candidaturas en el PP. El ex ministro de Fomento Íñigo de la Serna convoca mañana a los medios de comunicación, en la sede del PP de Cantabria, para hablar «de actualidad política», horas antes de que se cierre el plazo para presentar candidaturas a optar a la Presidencia del partido. De la Serna, uno de los dirigentes populares que ha sonado como posible candidato a sustituir a Mariano Rajoy al frente del PP, intervendrá ante los periodistas en la sede del partido en Santander, a partir de las 11.00 horas. Hasta ahora, las «números 2» de Rajoy Soraya Saénz de Santamaría y María Dolores de Cospedal, junto a Pablo Caso, José Manuel García Margallo y José Ramón García Hernández y José Luis Bayo han anunciado que aspiran a presidir la formación. 2. Podemos vota con los nacionalistas contra la unidad de España. El Congreso de los Diputados dio ayer luz verde a una propuesta acordada por el PP, el PSOE y el Grupo Mixto en defensa de la unidad de España y de la soberanía nacional. Unidos Podemos y los grupos nacionalistas votaron en contra de la iniciativa, que surgió inicialmente como una proposición no de ley registrada por el Grupo Popular, pero que luego fue modificada a través de una enmienda transaccional de los tres grupos. A sus votos favorables también se unieron los de los diputados de Ciudadanos. El texto insta a «defender la unidad de España como Nación de ciudadanos libres e iguales», así como a «defender la soberanía nacional y respetar su integridad frente a cualquier intento de referéndum de una parte del territorio nacional». Además, la iniciativa hace un llamamiento a que los grupos del Congreso «alcancen un pacto por la unidad de España y la defensa de la Constitución» y reconoce la «diversidad» de la Nación «que se expresa en el derecho a la autonomía de sus nacionalidades y regiones». 3. Trump ante Don Felipe: «Iré a España». Un trueno retumbó en la entrada Sur de la Casa Blanca cuando el vehículo que transportaba a los Reyes de España se paraba delante de las columnas jónicas de la residencia presidencial, en la última parada del viaje de Don Felipe y Doña Letizia a EE.UU.. La tarde tempestuosa era un escenario ajustado a las relaciones complicadas que vive Donald Trump con sus socios estratégicos. En las últimas semanas, el presidente estadounidense ha vivido desencuentros importantes con líderes como Justin Trudeau, el primer ministro canadiense al que insultó nada más acabar la cumbre del G7, o Angela Merkel, con la que vive instalado en la confrontación por su política migratoria. Lo que ha dominado la visita de los Reyes a la Casa Blanca, sin embargo, fue la distensión. A pesar de ella, el inquilino de la Casa Blanca confirmó su intención de visitar al país ibérico. 4. Europa reclamará a España que controle los gastos en pensiones. Los ministros de Economía de la zona euro se reunirán mañana en Luxemburgo para bendecir, muy probablemente, el final del rescate de la economía griega, lo que pondrá un punto final simbólico a una década de crisis en toda Europa, probablemente la más aguda que se haya conocido en algunos países en tiempos de paz. Además, según ha podido saber ABC de fuentes del Eurogrupo, los ministros harán también un análisis del presupuesto español de 2018 . Se espera que la Comisión va a preparar un análisis de las cuentas públicas españolas en el que se espera que recomendará no perder de vista el déficit estructural. Las mismas fuentes explicaron a este periódico que la Comisión es partidaria de pedir a España «más vigilancia estructural». En pocas palabras, lo más probable es que Bruselas vuelva a decir que hay que insistir en la sostenibilidad de las pensiones, que es un aspecto que ya criticó en sus últimas recomendaciones. 5. Merkel logra apoyos para impulsar campos de refugiados de la UE en África. Merkel y Macron cocinaron ayer en el palacete de Meseberg, en los alrededores de Berlín, la propuesta conjunta que emplatarán en Bruselas, durante la próxima cumbre de finales de junio, y en la que la canciller alemana ha obtenido respaldo para medidas destinadas a frenar el flujo de refugiados en África a cambio de un considerable aumento de la aportación germana al presupuesto europeo. Hemos hallado una «buena solución» para Europa, valoró satisfecha la alemana. «Ha de ser una respuesta común del bloque», insistió Macron. A la espera de cerrar flecos con países terceros, no quisieron dar demasiados detalles sobre los acuerdos con países africanos, aunque Merkel sí dijo que «si logramos encontrar un mecanismo que, conjuntamente con las autoridades internacionales de inmigración y el Consejo Europeo, permita cuidar y asesorar bien a los refugiados sin oportunidades o con muy pocas oportunidades de entrar en Europa, como iniciativas que ya estamos viendo en Agadez, en Níger, serán buenas iniciativas». 6. El Real Madrid recupera el trono de la ACB. Esta vez no había red y el Baskonia lo sabía. Después de haber tomado el Palacio en el primer partido de la final, los vascos se veían contra las cuerdas tras dos derrotas consecutivas. Pero el Real Madrid venció de nuevo y recuperó el trono de la ACB, todo ello ante un Baskonia heroico y en la mejor final de los últimos años. Un duelo vibrante y pleno de calidad que cualquiera de los dos hubiera merecido ganar, pero en el que los blancos sacaron a relucir su experiencia para sumar un nuevo título. El segundo de una temporada en la que volvieron a reinar en Europa y que despiden desde lo más alto de la Liga Endesa. Alegría por partida doble que sirve para despedir a Doncic, que jugó ayer su último partido con el Real Madrid antes de poner rumbo a la NBA.

  • 6 candidatos 6
    Lo mejor que le ha podido pasar al PP es haber sido abruptamente desalojado de La Moncloa. Es doloroso, pero es así: perder el poder es siempre duro y afrontar las elecciones desde La Moncloa otorga ventajas, pero el desgaste propio de gobernar y una oposición feroz repercutía ya demasiado en un partido que había olvidado su ser. Ahora, sin embargo, cuenta con una inmensa oportunidad: convertir el desalojo forzado en elemento de atracción para el votante fugado y utilizar la libertad que da la oposición -criticar es gratis y gobernar, difícil- para pasar página y reconstruirse. Para Rajoy lo ideal era llegar a su sucesor por consenso, pero visto lo visto va a ser que no. De la noche a la mañana el PP cuenta con seis aspirantes. Los hay de todo pelaje: mujeres y hombres, mayores y jóvenes, expertos e inexpertos, conocidos y desconocidos. Si la parte positiva es que ya nadie podrá acusar al PP de despreciar la democracia interna, el reverso tenebroso es el peligro de guerra civil: hay odios personales que vienen de antiguo. Tan es así, que la irrupción ayer de Cospedal y Santamaría propició la inmediata autoproclamación de dos terceras vías: Casado y Margallo. Nadie duda de que a priori son las dos candidatas quienes se sitúan en la «pole position», pero ni en sus equipos tienen certezas sobre sus apoyos. Cospedal tiene más fuerza en los cuadros medios del partido -diez años como secretaria general dan para mucho-, pero la exvicepresidenta podría aglutinar un mayor apoyo social. En realidad todo eso está por ver y lo único que saben con seguridad es que la batalla se disputará a cara de perro: ayer mismo comenzaron las presiones internas. Ambas tienen experiencia y categoría, y personalidades fuertes, pero sus discursos son distintos y la percepción que el votante -y el militante- tiene de ellas es diferente. De las terceras vías solo Casado reúne el potencial de unir, porque si una virtud tiene es que de él hablan bien sus tres jefes en política: Aguirre, Aznar y Rajoy. Ahí es nada, y a tenor de la que se avecina puede jugar a su favor. Veintiocho años después de su refundación el PP se juega su futuro. El votante fugado (4 millones del 2011 al 2016) y el de la nariz tapada observan atentos, aunque sea de reojo. Es el momento de la reconquista, y para ello hay que pasar página y evitar personalismos exacerbados. Y ahora, a torear.

  • El heredero renovador de Aznar y Rajoy
    El primer gesto que tuvo Pablo Casado para impulsar su candidatura a la presidencia del PP fue convocar a la prensa a la puerta de la sede nacional del partido. Es la sede que algunos consideran «maldita» por los casos de corrupción, pero que para Casado es el edificio al que ha «consagrado» la mitad de su vida, de lo que se siente orgulloso. El diputado por Ávila presume de las siglas del PP, de todo su pasado, y también de haber trabajado a las órdenes de los dos presidentes que ha tenido el partido desde su refundación: José María Aznar y Mariano Rajoy. Casado es una de las promesas de siempre del PP, y quizás por eso blanco de los ataques de sus adversarios políticos en los últimos tiempos. Empezó como militante de base en 2003, con 22 años, dirigiendo una revista y pegando carteles en barrios de Madrid, como Villa de Vallecas, en sus inicios. De la misma manera empezó Rajoy, algo que no olvida nunca, porque significa empezar desde abajo y realmente haberlo hecho todo por el partido. En 2005 se presentó al congreso «abierto» de Nuevas Generaciones, y se convirtió en su presidente. Su discurso afilado contra las políticas de Zapatero no pasaron inadvertidas para sus «jefes» políticos, en concreto para Aznar, que en 2009 le fichó como director de gabinete, puesto que ocupó hasta 2012. Nunca ha ocultado su admiración hacia el que fuera presidente de honor del PP. Y ha sabido hacerlo compatible con su lealtad a su segundo jefe, Mariano Rajoy, quien le situó como vicesecretario de Comunicación, y como rostro visible de la «nueva política» que se quería imponer en España. Era la «cara» renovada y joven del PP para responder y debatir con los recién llegados de Ciudadanos y Podemos. Casado debía transmitir aire nuevo en un partido que empezaba a oler a cerrado. Hasta el pasado viernes, Casado no pensaba presentar su candidatura a la presidencia del PP, y así se lo confirmó a ABC. Durante el fin de semana cambió de opinión. Según ha explicado, lo hizo tras hablar con su familia, y tras comprobar que los primeros espadas del partido no se animaban a dar el paso. «Yo sí doy la cara, yo sí quiero presidir el PP», subrayó el lunes a primera hora en Génova, 13. Se adelantó a todos sus rivales. En el PP, y en el entorno de sus adversarios en esta carrera que empieza ahora, comentan que en su decisión ha influido Aznar. En cualquier caso, Casado quiere ser el candidato de la «tercera vía» para mantener unido al partido ante la guerra interna que se vislumbra, pero también el renovador que pase página a toda una época del PP.

  • El escudo del PP en los años más difíciles
    María Dolores de Cospedal se ganó al partido, a sus bases, a sus cuadros de mando y a sus dirigentes, cuando dio la cara en los momentos más escabrosos de los escándalos de corrupción que sacudieron al partido en los últimos años. No se ocultó. «He dado la cara, y me la han partido muchas veces», confesó ayer. Pero no le importó. Siempre supo que tendría un coste político para ella, pero no lo esquivó. Y ese es su punto fuerte, el haber estado en primer línea de fuego cuando debía hacerlo. Ayer, en la presentación de su candidatura a la presidencia del PP, subrayó de manera especial, insistente, su conocimiento profundo de un partido al que lo ha dado todo, y del que a menudo solo ha recibido disgustos. Esa cara partida es su punto fuerte, pero al mismo tiempo puede ser el débil, pues el barro de la corrupción arrastra todo lo que encuentra a su paso, sea justo o no. Y ahora, cuando el partido convoca un congreso extraordinario urgente, con el objetivo de renovarse, el haber formado parte de la dirección del partido que soportó toda la presión del caso de la Gürtel puede pasarle factura. La etapa de Rajoy en el PP es ya cosa del pasado, y eso puede pesar también a Cospedal, a la que se identifica, con razón, con el todavía presidente popular. Rajoy siempre dijo que en política tenía tres mujeres de la máxima confianza. Una de ellas era María Dolores de Cospedal, y las otras dos, Soraya Sáenz de Santamaría y Ana Pastor. Luego añadía también a su jefa de Comunicación, Carmen Martínez Castro. Cospedal conoce el partido a fondo, pero no siempre ha ganado las batallas internas que ha librado. En el trasfondo ha estado, a menudo, su rivalidad con Sáenz de Santamaría, a quien la enfrenta una diferencia no solo política, sino también personal. «Ni son amigas ni tienen por qué serlo», decían en el entorno de la secretaria general. Pero la experiencia de la número dos de Rajoy en el partido también es de gestión. Puede presumir de haber ganado por mayoría absoluta unas elecciones como candidata, y de haber sido la presidenta regional de Castilla-La Mancha. Sus rivales no pueden decir lo mismo. Y también puede exhibir su conocimiento exhaustivo de todos los rincones de España, de las sedes del PP, de los problemas del militante de a pie, de lo que significa hacerse cargo de la vida interna de un partido y de sus equilibrios de poder.

  • De «vicetodo» en el Gobierno a militante rasa
    Desde su despacho en el Palacio de La Moncloa, entre finales de 2011 y mayo de 2018, Soraya Sáenz de Santamaría ha sido una de las mujeres más poderosas de España. Acumuló competencias y problemas, hasta ser conocida como «vicetodo» entre los suyos, y también como principal apagafuegos de todas las crisis que surgían en el Gobierno de Rajoy. Trabajadora inagotable, hasta dejar sin aliento a su equipo, su acción en el Ejecutivo no le dejó tiempo para nada más. Se escudó en su posición institucional para mojarse lo justo en las grandes polémicas que, mientras tanto, sacudían al Partido Popular y hundían, poco a poco, el barco de la gaviota. Y eso le fue distanciando de la vida interna del partido y de las zozobras del día a día que acaban uniendo en una formación política. El 1 de junio pasado, cuando Pedro Sánchez ganó la moción de censura y de la noche a la mañana dejó al equipo de Rajoy fuera del poder, Santamaría pasó de ser la mujer más fuerte del Gobierno a quedar como una militante más del PP, sin cargo orgánico y sin puesto en el Grupo Popular. Rajoy lo dejó claro: no haría ningún cambio, no promocionaría a nadie, no señalaría a ningún dirigente con el dedo. Quien quisiera sucederle tendría que empezar la carrera él solito. Durante mucho tiempo, en su equipo se empeñaron en decir que el futuro de Santamaría estaría ligado al de Rajoy. Pero llegado el momento de la verdad siguió adelante y ya en la Junta Directiva Nacional del PP, el pasado 11 de junio, dejó ver su intención evidente de aspirar a la presidencia del partido, aunque no quisiera reconocerlo públicamente. Antes tenía que medir sus fuerzas, porque Santamaría solo quería presentarse para ganar. La retirada de Feijóo de la carrera antes de empezar le despejó el camino. Pero Santamaría sigue teniendo como principal obstáculo salvar esa lejanía del partido, ese distanciamiento de la vida diaria de una formación tocada de moral, y son precisamente los militantes los que van a decidir con su voto quién debe ser su líder, en un sistema de doble vuelta que se estrena en este congreso nacional. La exvicepresidenta tiene como punto fuerte el legado de Rajoy, del que quiere mostrarse legítimamente orgullosa, como partícipe principal. Pero también pretende abrir el partido para que entre aire nuevo, y ampliar el centro derecha hasta que roce, o toque, el centro izquierda, para volver a La Moncloa, esta vez como «presitodo».

  • Así será el nuevo trabajo de Rajoy: empieza hoy a las 9 de la mañana
    El expresidente del Gobierno Mariano Rajoy, que el pasado día 15 renunció a su escaño en el Congreso, se incorpora hoy miércoles a las 9 horas al despacho donde tiene plaza en Santa Pola (Alicante) como registrador de la propiedad. Según relató a los periodistas el registrador que durante los últimos 28 años ha ocupado interinamente su plaza en el registro de la propiedad número 1 de la localidad alicantina (hay dos registros), Francisco Riquelme, desde hoy «tiene que estar trabajando aquí, con normalidad». Ayer, Rajoy tomó posesión de su nuevo empleo «con arreglo a la ley, y conoció al personal», un total de siete empleados, a los que saludó uno por uno. Riquelme, que es amigo personal del expresidente, explicó que Rajoy dijo a sus nuevos colaboradores que está «encantado» de conocerles y que, a partir de ahora, van «a colaborar juntos». El expresidente se aloja en un hotel de la cercana ciudad de Alicante que se halla junto a la playa del Postiguet y al paseo marítimo, y ha aprovechado esta circunstancia para salir a caminar a paso rápido sobre las 7.15 horas en dirección a La Cantera, en un día soleado y de ambiente preveraniego. El político del PP se ha cruzado con numerosas personas que, al igual que él, se ejercitaban a esa hora por ese privilegiado espacio frente al Mediterráneo. Como cualquier funcionario Según comentó Riquelme, Rajoy «tenía ganas de incorporarse a su vida normal y privada» y que, al menos de momento, el exlíder del PP trabajará durante la semana, como cualquier funcionario, y los fines de semana se irá a su casa, en Madrid. El registrador saliente opina que Rajoy «se pondrá al día» con facilidad «porque es una persona inteligente», y ha recalcado que seguirá el horario de registrador, «que es de 9 a 17 horas al público». Riquelme manifestó que no ha hablado de la actualidad política con el expresidente: «Yo de política con los amigos no hablo». Rajoy estuvo ayer en el despacho por la mañana y por la tarde, después de llegar en el tren AVE a Alicante poco antes del mediodía. La presencia del político popular no pasó desapercibida en esta turística población alicantina, y desde la hora de la comida circularon varias fotografías suyas paseando con Riquelme en las redes sociales.

  • El peligroso precedente italiano
    La invocación a Europa que hace el nuevo Gobierno español en relación a la política migratoria no se corresponde con la realidad. Europa, es decir, las instituciones europeas, tienen las ideas muy claras sobre lo que habría que hacer para intentar contener el problema. Y además esas ideas coinciden más o menos con las que se le suponen a los responsables socialistas. Pero si fuera tan fácil como «llamar la atención» o «lanzar un aldabonazo» como el que se dice que ha supuesto la operación de acogida del buque «Aquarius», la canciller Angela Merkel no tendría los problemas que en estos momentos amenazan la estabilidad de la coalición de gobierno del país más importante de la UE. De hecho, Merkel tiene si cabe mucho más interés que Pedro Sánchez en lograr algún progreso en la solución de un problema que ha llevado a la Unión Europea a una crisis política y de identidad muchísimo más grave que la que provocó la crisis financiera. En Alemania, la campaña electoral en Baviera han traído el tema a la mesa de la canciller en términos que no le dejan mucho margen de maniobra. Y en Bruselas, las perspectivas de que las fuerzas nacionalistas, xenófobas y antieuropeas sigan progresando y se conviertan en una mayoría a escala continental en las elecciones europeas de la primavera del año que viene horrorizan a las instituciones comunitarias. La amenaza es desgraciadamente real y la sensación de que Europa es precisamente la responsable de esta sensación que muchos ciudadanos tienen de ser víctimas de una invasión incontrolada es su principal alimento en términos electorales. Merkel, que ya no niega haberse arrepentido de su generosa invitación indiscriminada a millones de demandantes de asilo, se ha reunido con el presidente francés precisamente para intentar buscar apoyos en este espinoso asunto. Pero el problema no es la opinión de Emmanuel Macron, que es bastante parecida a la suya, sino el férreo bloqueo que imponen los países del grupo de Visegrado (Polonia, Hungría, Chequia y Eslovaquia) que se niegan a aceptar ningún tipo de refugiados de culturas tan alejadas (se refieren a los musulmanes y en menor medida a los africanos) ni siquiera como expresión de solidaridad, para repartir la carga con los demás países. Hasta ahora se han mostrado refractarios incluso a la amenaza de que se les recortarán los fondos estricturales. Esta posición ha acabado por exacerbar la de Italia, un país del que hay que sacar una lección cuanto antes. En efecto, allí hubo un primer ministro socialista como Pedro Sánchez (Matteo Renzi) que en 2013 lanzó con gran pompa una fastuosa operación naval de rescate de migrantes («Mare Nostrum») con la esperanza de que los demás países se unirían y que compartirían el esfuerzo, pero todo eso ha terminado como ya se sabe: Renzi en la oposición y una coalición entre nacionalistas antieuropeos y demagogos en el Gobierno. España hace bien en sumarse a la corriente más razonable de la Comisión. Es buen criterio que el presidente Sánchez se reúna con Macron cuanto antes. Pero si quiere contribuir a resolver el problema de la migración en vez de agravarlo.

  • Sánchez renuncia a la reforma de la financiación autonómica
    Pedro Sánchez pretende aguantar en La Moncloa hasta 2020. Sin embargo, considera que estos dos años no son margen suficiente para emprender una de las reformas que con más brío han reclamado los barones del PSOE al Gobierno de Mariano Rajoy: la reforma de la financiación autonómica. Según Sánchez, «no hay tiempo material» para abordar el modelo en su conjunto, aunque sugiere que su Ejecutivo introducirá «mejoras» para «todas y cada una» de las comunidades, sin explicar más. La renuncia a la reforma del sistema de financiación autonómica fue verbalizada ayer por el presidente en el Senado. Sánchez aludió al reloj, pero la realidad es que el Gobierno del PSOE asume su débil situación parlamentaria (84 escaños), lo que se suma a la dificultad de un consenso entre los territorios en esta materia. Además, los socialistas señalan que la interinidad en la dirección del PP hace imposible explorar un acuerdo con el principal partido. Por todo ello, el PSOE desvía ahora el avispero de la financiación territorial para la próxima legislatura. «No nos hacemos trampas al solitario», confesó a los periodistas una ministra económica a la salida del Pleno, sobre la precariedad parlamentaria del Gobierno. «Hay que ser ambiciosos pero tambien realistas», señaló Sánchez dentro. El presidente recibirá a los presidentes autonómicos y tratará con ellos de manera bilateral sus demandas. Empezará por el País Vasco, que tiene régimen económico especial, y Cataluña. El PSOE prevé que el Senado acoja la Conferencia de Presidentes este año. El anuncio del presidente surgió de tapadillo en una respuesta a una senadora de Coalición Canaria durante la primera sesión de control al Gobierno en la Cámara de representación territorial donde se constituyó en enero de 2017 el último grupo de trabajo para revisar el modelo. Y cayó como un jarro de agua fría para todos los gobiernos regionales, pero en especial los del PSOE, que se han quejado amargamente de un sistema «injusto», que aprobó Rodríguez Zapatero con ERC en 2008 y que lleva años sin renovarse. La consejera de Hacienda de Castilla y León puso voz al enfado del PP ante este nuevo revés a las comunidades: «Veo razones ocultas porque ni siquiera ha explicado por qué no le da tiempo. Me parece que que tiene mucha caradura», opinó Pilar del Olmo, informa José Luis Martín. El líder popular en Andalucía, Juan Manuel Moreno, denunció que «el Gobierno de la moción de censura se desentiende del compromiso de la financiación». El líder de IU en Andalucía, Antonio Maillo, aseguró: «Esto es muy grave». El socialista Ximo Puig, que preside uno de los gobiernos más beligerantes en esto, aseguró ayer que la Comunidad Valenciana mantiene sus exigencias «intactas» y que urge la reforma. Pide lealtad al PP No fue esta la única renuncia de Sánchez, que la víspera admitió en TVE que no podrá derogar la demonizada reforma laboral del PP. La ministra de Trabajo, Magdalena Valerio, dijo ayer «tener los pies en el suelo» y se contentó con introducir pequeños retoques al actual marco normativo. La prioridad es reformar el Estatuto de los Trabajadores, recalcó. En su primera sesión ante el Parlamento, Sánchez reclamó «lealtad» al Gobierno en Cataluña, la misma que tuvo el PSOE a Rajoy. «Es lógico que pretendan ser adversarios del Gobierno, pero les pido que no lo sean del Estado». El líder socialista invocó el Estatuto de Autonomía de Cataluña de 2006, anulado en parte por el Tribunal Constitucional, pero que el PSC pretende resucitar ahora para explorar una vía de diálogo con el Govern separatista de Quim Torra. El PP dijo que están vendidos al separatismo.

  • El futuro de la UE y la inmigración rompen la tradición marroquí
    La crisis migratoria vivida estos días por el aluvión de llegadas a las costas andaluza y la respuesta al caso del barco Aquarius han colocado el debate sobre la política migratoria en el centro de la agenda europea. Y han condicionado el arranque de la agenda internacional de Pedro Sánchez como presidente. Eso es lo que aducen en La Moncloa para explicar la ruptura con la tradición que marcaba que el primer viaje oficial de un presidente del Gobierno fuera a Marruecos. El primera viaje será este sábado a Francia, pero el propio Sánchez quiso aclarar que fue al primer ministro marroquí al primer mandatario extranjero que llamó cuando acudió a La Moncloa. Habrá una cumbre bilateral este año, pero desde el Gobierno explican que la necesidad de mantener contactos previos a la cumbre europea y la voluntad de que la visita a Marruecos incluyese una audiencia real han impedido que sea el primer viaje. El jueves 28 y el viernes 29 se celebra en Bruselas la cumbre del Consejo Europeo, la primera a la que irá Sánchez como líder del Ejecutivo. Y la crisis migratoria será uno de los puntos de debate. El Gobierno de Sánchez ha defendido estos días que la respuesta al caso del barco Aquarius era «excepcional» ante una situación de emergencia, pero reclamando la necesidad de una «solución europea» al fenómeno de la inmigración irregular. «Vamos a hacer lo posible por dar una respuesta global europea a un fenómeno que es global», dijo ayer Sánchez en el Senado. Ello, unido a que la cita en Bruselas será clave para abordar el futuro de la UE y del euro, ha motivado que Pedro Sánchez empiece su agenda internacional con una visita al presidente de Francia, Emmanuel Macron. Ayer desde Moncloa explicaron que en cualquier caso será un viaje muy rápido. Sánchez partirá desde Madrid el mismo sábado por la mañana. Sánchez y Macron mantendrán un almuerzo de trabajo en el Elíseo tras el que ofrecerán una conferencia de prensa conjunta. En esta cita el presidente del Gobierno español pretende empezar a proyectar su imagen internacional y hacerlo visibilizando sintonía con Macron, en cuestiones como el Brexit, la Cumbre del Euro, el marco financiero plurianual o la seguridad y defensa común. Todos estos temas los abordó también Sánchez ayer con el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, en una entrevista en La Moncloa. Sánchez comparecerá en el Congreso el miércoles 27.

  • Valencia pide dejar «de poner parches» en inmigración y Andalucía más recursos frente a la ola de pateras
    Cumplidos los tres días desde la llegada al Puerto de Valencia de la flotilla del Aquarius, algunos dirigentes políticos socialistas ya han comenzado a ampliar el debate más allá de los 630 inmigrantes que se encontraban a bordo de los tres barcos. El presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, calificó ayer de «éxito considerable» el dispositivo desplegado, aunque realizó una petición clara: «Aquí hemos dado la primera respuesta de emergencia, pero existe un problema en Europa. No se trata de poner más parches, sino de llevar a cabo una política estructural para evitar que el Mediterráneo se convierta en un cementerio. Europa tiene que poner esta prioridad en su agenda». El también líder del PSPV-PSOE reclamó igualmente que la «ola de solidaridad» no se circunscriba únicamente al Aquarius, sino a todos los refugiados que hay en España. Los 1.200 de la costa sur Puig no fue el único que emitió en este martes reflexiones en voz alta sobre política migratoria para que lleguen a oídos del Gobierno. Desde Andalucía, la Junta que dirige Susana Díaz -enfrentada a Pedro Sánchez incluso antes de que ambos compitieron en las primarias del PSOE de mayo de 2017- reclamaban atención para las pateras que invaden sus costas, a bordo de las cuales llegaron solo este fin de semana más del doble de inmigrantes de los que transportó el Aquarius, que atrajo todos los focos y todas las reacciones de solidaridad posibles. En este sentido, el vicepresidente de la administración andaluza, Manuel Jiménez Barrios, insistió ayer desde Sevilla en reclamar al Ejecutivo una política planificada que dote a las autonomías de recursos suficientes para afrontar la llegada inmigrantes. Añadió, en sintonía con Puig y otros muchos dirigentes políticos, que se requiere que sea la UE y los estados miembros quienes tracen una hoja de ruta común. Una aspiración esta que España ha reclamado a Bruselas incansablemente durante años, pero que encaja mal con la decisión que tomó unilateralmente Sánchez de traer el Aquarius sin contar con nadie. Segunda fase Mientras se resuelve su situación, los 630 inmigrantes del Aquarius continúan siendo atendidos en albergues y centros de la Comunidad Valenciana. Superada la primera fase de acogida, arranca desde ahora la segunda, que será coordinada por la Generalitat junto a ONGs y otras entidades. Según el último balance oficial ofrecido ayer por la vicepresidenta del Consell, Mónica Oltra, tras la reunión del Centro de Coordinación Operativa Integrada (Cecopi) para analizar los resultados de la operación «Esperanza Mediterránea», este dispositivo atendió en total a 226 personas y hospitalizó a 112. Una cifra que desbordó la previsión inicial de que únicamente una veintena necesitarían acudir a centros hospitalarios. Por el momento, permanecen ingresados seis pasajeros, ninguno de ellos grave. En total, 476 inmigrantes fueron trasladados al albergue de Cheste, algunas familias a otro centro dependiente de la Generalitat y las mujeres embarazadas a la Casa Cuna Santa Isabel. Mientras, el Gobierno valenciano asumirá la tutela de los 114 niños y 15 niñas que viajaban no acompañados, los cuales se han ubicado en su mayoría en recursos ubicados en Alicante y unos pocos en Castellón. Algunos de ellos ya han empezado a someterse a las pruebas forenses para determinar su edad exacta, ya que determinados casos, como los adolescentes de 16 ó 17 años, ofrecen dudas. De demostrarse que son mayores de edad, no podrían beneficiarse de la especial protección que la ley reserva a los menores. En la mayoría de los espacios se encuentra personal de Cruz Roja, que tiene movilizadas a más de 120 personas por turno para atender a los inmigrantes. También se encuentran trabajando otros 70 en la rama judicial, entre letrados y juristas, para cubrir las garantías legales. En cuanto al tiempo que permanecerán en la Comunidad Valenciana, resulta indeterminado y los plazos todavía no son claros. El presidente de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) y alcalde de Vigo, Abel Caballero, cifró ayer en 342 los municipios de toda España se han ofrecido ya para acoger a los pasajeros del Aquarius. Aun así, ha apuntado que no serán trasladados a cada territorio hasta que se resuelvan los procedimientos de asilo. El Gobierno central amplió a 45 días el permiso especial de residencia, durante los cuales tienen libertad de movimiento pese a estar alojados en los albergues. De vuelta al Mediterráneo La ONG Médicos Sin Fronteras acometía ayer la puesta a punto del Aquarius «para que pueda zarpar cuanto antes», previsiblemente hoy mismo, según señaló la organización, que junto a SOS Mediterranée, va a continuar con sus labores de rescate y salvamento en la zona del Mediterráneo central que une Libia con Italia. Aún desconocen cuál será el próximo destino , una decisión que se adoptará tras las reuniones que se están manteniendo en Roma.

  • Cospedal y Santamaría entran en batalla y Casado se ofrece como tercera vía
    Soraya Sáenz de Santamaría y María Dolores de Cospedal medirán por fin sus fuerzas reales en el Partido Popular. Después de años de pésima relación, tensiones internas y enfrentamientos públicos y privados, las dos mujeres con más fuerza en el Gobierno y en el PP de los últimos años se verán las caras y librarán la batalla definitiva. Tras el rechazo de Alberto Núñez Feijóo a presentarse como candidato, los acontecimientos se precipitaron ayer en el PP. A primera hora, la exvicepresidenta anunció, vía Twitter, su candidatura, y una hora y media después, en un acto de partido en Toledo, la secretaria general hizo lo propio. Es el escenario propicio para la tormenta perfecta en el PP, la situación que muchos temían y querían evitar. De nada sirvieron los llamamientos desde distintos sectores del partido y en concreto desde el Grupo Popular, abanderado de la oposición en este momento, para presentar una candidatura de unidad y evitar un choque que no deseaban para no tener que elegir, por el desgarro que les supone. El riesgo de división existe, de ahí que las voces de alerta se hicieran más fuertes ayer, para pedir que se evite la trifulca personal, como reclamó Rajoy en su última intervención. En medio de la fuerte marejada, otro candidato, Pablo Casado, se presentó como «tercera vía», en declaraciones a ABC, con una candidatura de «unidad» en la que da la bienvenida a todo el mundo, y como quien puede representar mejor que el resto la renovación y el relevo generacional que reclaman muchos populares. El exministro José Manuel García-Margallo aprovechó también la guerra interna que se ve venir entre Santamaría y Cospedal para ofrecerse como candidato alternativo para la integración. Sáenz de Santamaría se adelantó a Cospedal en las redes sociales al confirmar su paso adelante, pero la exministra de Defensa fue la primera de las dos en comparecer. Cospedal había convocado, como Feijóo, a la Junta Directiva regional del partido, en este caso de Castilla-La Mancha, que se reunió también en un hotel, esta vez en Toledo. Antes de anunciar su candidatura, algo que hizo a las 11.38 horas, relató los «duros e ingratos» momentos vividos como secretaria general, informa María José Muñoz. En referencia a los escándalos de corrupción que han sacudido al partido, y en concreto a Luis Bárcenas, dijo: «Me he enfrentado a individuos que nos engañaron a todos. Individuos que robaron a nuestras espaldas, que ensuciaron con sus delitos las siglas de nuestro partido. Individuos que ya están donde deben estar». Pero -añadió- «he dado la cara y siempre la daré. Me la han partido unas cuantas veces, pero siempre me he vuelto a levantar». Entre fuertes aplausos de la militancia, Cospedal aseguró que se presenta «para ganar, para ganar y para ganar» y para «defender la unidad de España». Muy emocionada, con la voz quebrada en algunos momentos, afirmó que quiere ser «la primera mujer que presida el Partido Popular y la primera mujer que presida el Gobierno de España». A la puerta del Congreso Sáenz de Santamaría, sin cargo orgánico del partido, y por tanto sin una plataforma para presentar su candidatura, optó por hacerlo en la que ha sido su segunda casa en los últimos años después de La Moncloa, que no es otra que el Congreso de los Diputados. La exvicepresidenta eligió la puerta de los leones, en la Carrera de San Jerónimo, y allí, bajo un sol de justicia, desveló su decisión de presentarse para ser presidenta del PP, «y por tanto candidata a la Presidencia del Gobierno». La mujer más fuerte del Gobierno de Rajoy ofreció un proyecto de «unidad, responsabilidad e integridad», y reivindicó su experiencia en el Ejecutivo, pero también en la oposición, que es donde le toca estar ahora al PP. En sus primeras palabras no hubo ningún reproche a sus adversarios internos: «Somos compañeros y espero que como compañeros nos tratemos». Cuando se le preguntó por la posible «guerra» con Cospedal en la carrera por la sucesión en el PP, esquivó el primer choque así: «Yo respeto a todos (sus contrincantes), de hecho ya he hablado con alguno de ellos y espero hacerlo con todos. Lo que es importante es que sigamos todos trabajando por esa unidad». Santamaría explicó que había hablado con Rajoy, quien le pidió que «hicieran las cosas bien», e intentó hablar con Cospedal, pero se quedó en llamada perdida, al menos hasta ese momento. Santamaría, vestida con el color propio del Partido Popular, sabe que sus adversarios van a criticarle precisamente el alejamiento que ha tenido de su formación política en los últimos años. En su intervención ante las cámaras lanzó numerosos guiños a los militantes, que son los que deberán votar en la primera vuelta de las «primarias» populares, el próximo 5 de julio. Solo podrán participar los afiliados inscritos y que estén al corriente del pago de las cuotas, lo que, según uno de los candidatos, dejará fuera a más del 80 por ciento de los más de 860.000 militantes que figuran en el PP. A no ser que uno de los aspirantes arrase en esa primera vuelta de la votación interna, los dos más votados pasarán a la «segunda ronda», en la que decidirán los 3.134 compromisarios, también elegidos por los militantes. Será ya en el congreso extraordinario, el 20 de julio, cuando se decida el futuro del PP. Una «refundación» La ausencia de Feijóo ha cambiado en apenas unas horas las perspectivas de ese congreso, que según uno de los candidatos estaba diseñado prácticamente como un «trámite administrativo» para proclamar al presidente gallego. Ahora, el XIX Congreso del PP puede suponer una auténtica «refundación». Santamaría y Cospedal parten como favoritas, pero si Casado consigue aprovechar sus peleas personales para brillar por sí mismo con una candidatura centrada en las siglas y en la renovación total, podría dar la sorpresa y conseguir pasar a la segunda vuelta. Y a partir de ese momento todo será posible en el PP, pues si Cospedal es la que se queda fuera, todos sus partidarios se volcarían con Casado. El congreso queda así totalmente abierto.

  • Oriol Broggi abre el Grec con una epopeya anónima
    El escenario del Teatre Grec es perfecto para recuperar «El poema de Guilgamesh, rei d? Uruk» y ya podemos avanzar que la función empezará a las diez de la noche para que la oscuridad invada esta leyenda. El director Oriol Broggi recibió el encargo de recuperar este texto anónimo, más antiguo que La Biblia, y se alió con la coreógrafa Marina Mascarell para dar movimiento a los personajes. «Es la historia de un hombre que quiso desafiar a la muerte», advierte Broggi que ha optado por presentar una obra de equipo y reparte el protagonismo de Guilgamesh entre cinco actores (Màrcia Cisteró, Sergi Torrecilla, David Vert y Ernest Villegas). A este curioso quinteto se suman otros tantos como Marta Marco, Clara Segura, Lluís Soler y Ramon Vila. «No serán los únicos ?bromea Broggi?. También habrá más colaboradores de La Perla 29 en escena y por este motivo suspendemos las funciones de ?Bodas de sangre? estos días». El sello de La Perla 29 estará presente en el anfiteatro del Grec, que se cubrirá de tierra, los próximos 2, 3 y 4 de julio. «Es una propuesta llena de sugerencias y con pocos efectos especiales; el público tendrá que utilizar su propia imaginación», advierte Broggi que desvela que Lluís Soler narra el gran diluvio pero «no veremos llover». Broggi tenía en mente «El poema de Guilgamesh» desde hacía años y ahora que le han dado la oportunidad de ponerla en marcha ha optado por una propuesta muy contemporánea. «En 1978 José Sanchis Sinisterra hizo una versión con Teatro Fronterizo pero desde entonces no se ha representado en España; este título es a la vez muy conocido y muy desconocido». «Hemos unido todas las artes escénicas porque el texto lo pedía: teatro, danza y música se fusionan». La música tiene mucha importancia en esta puesta en escena multidisciplinar, que cuenta con los sonidos mediterráneos de Yannis Papaioannou, interpretados en directo por el propio artista, y la colaboración del acordeón de Joan Garriga. «Este encargo de abrir el festival nos llega en un buen momento; nos pilla crecidos», subraya Broggi.

  • La playa
    Madrid va a tener playa. La cosa es obra y gracia municipal, obviamente, pero la obra será privada, y la gracia concierne por lo alto a usted, alcaldesa, que es que no para. La cosa se llamará «Madridbeach», y es, en síntesis, un picnic de sombrillas, más una piscina de ola y unas pistas de vóley. ¿Y dónde se va a levantar el prodigio? Pues en la plaza de Colón, que tiene rellano suficiente, y queda con algo de podio de charca y algo de feria de muestras. Parece que también se proyectan palmeras, pero sospecho que serán palmeras apócrifas, porque la palmera verídica crece lenta, como los dinosaurios. Ya hay división entre los vecinos, ante la noticia, porque a muchos les parece una inutilidad y un derroche y una horterada la idea, y a otros les parece que lo mismo hasta puede uno darse un bañito estival sin desplazarse a Benidorm, que es un poco o un mucho el referente estético que pudiera tener el «Madridbeach». No sabemos aún si la toalla hay que llevarla de casa. Uno, qué quiere usted que le diga, alcaldesa, como que no lo ve del todo. Primero, ¿nos hace falta una piscina de improvisación encima del teatro Fernán Gómez? Y segundo, por abreviar, ¿no tiene la ciudad mejores esquinas para perpetrar una piscina en condiciones y cuatro chiringos de expansión? No se me escapa que ya ha arriesgado usted que «en todas las ciudades europeas suele existir una playa», pero eso no avala su milagro, porque hay ciudades europeas que ya traen playa por mapa, y otras han acomodado una zona idónea y no en el meollo del bollo de la capital, según vemos en París o Londres, dos de sus ejemplos de oro. En París, la zona de bañistas urbanos se orilla en un tramo del costado del Sena, y en Londres nadie propuso nunca un simulacro de palmeral en el centro de Trafalgar Square, por ejemplo. De modo que me temo que lo suyo, alcaldesa, es un afán de colocar una balsita de show en los techos mismos de un teatro famoso y de vitola, frente al museo de Cera. Una miniatura de «Aquapark» con floresta de semáforos. Ángel Antonio Herrera

  • Sara Medialdea, premio a la mejor periodista de Madrid
    Nuestra compañera Sara Medialdea recibió ayer el premio que otorga la Asociación de la Prensa (APM) a la mejor periodista especializada en temas de Madrid. El jurado decidió otorgarle el galardón en reconocimiento a su «buen hacer diario» y a su trayectoria. Medialdea entró en el diario ABC en 1998 para cubrir la información relacionada con el Ayuntamiento de Madrid. En la actualidad está al frente de los temas de la Comunidad de Madrid. En su discurso, puso en valor la información de Local, así como la figura del «redactor de calle». Nativel Preciado (premio de honor 2017), Antonio García Ferreras (mejor periodista del año) e Isaac J. Martín (mejor periodista joven) fueron los otros galardonados.


Seguir a PortalElectoral en Twitter

Los blogs de...
Los blogs de...
Nuestros Expertos
Electoblog Electoblog
Patrocinador