Portada arrow Nuestros Expertos arrow Francisco Ruiz arrow La necesidad de reformar el sistema de voto de la emigración  
domingo, 22 de septiembre de 2019
La necesidad de reformar el sistema de voto de la emigración PDF Imprimir E-Mail
Escrito por Olaia Fdz. Dávila, diputada del BNG   

La cuestión del voto de la emigración siempre fue motivo de controversia, especialmente cuando se practica el doble juego y se hace abstracción de la necesaria claridad. El mar de confusión siempre fue en el que navegaron sobre todo los dos partidos políticos estatales, PP y PSOE. Basta con hacer un “flashback”, un memorándum de sus estelares actuaciones campaña tras campaña para darse cuenta del dominio de un elemento clave en su relación con la emigración: vótame luego te quiero mucho. Los cimientos de este sistema caciquil los implantó sin complejo el ex Presidente de la Xunta, Manuel Fraga, quien además tuvo un papel brillante en esto de la multiplicación de los panes y los votos. Fue el artífice de muchos milagros ocurridos en el recuento de los votos, pues así fue posible que en muchas ocasiones votaran personas ya fallecidas.

A estas alturas de la historia nadie puede negar la conversión del voto de la emigración en un puro mercadeo por parte de los dos principales partidos políticos del Estado. Esa es la única razón del interés que tienen en mantener el sistema tal cual está. La pervivencia de un modelo que les conviene, con el que juegan gustosamente. No hay que llevarse a engaño con las dubitativas posiciones del PSOE. Hace unos meses su Secretario de Organización, José Blanco, proclamaba a diestro y siniestro la imperiosa necesidad de reformar el sistema de voto de los residentes en el exterior, en un momento en que hizo una extrapolación del futuro crecimiento del corpus electoral de los emigrantes en el caso de que votasen los nietos y nietas de gallegos emigrados con nacionalidad española. Entonces se llevó las manos a la cabeza. Después todo quedó ahí. ¿Volverán a hablar de reformar el sistema de voto de los residentes ausentes una vez terminen las Elecciones a Cortes Generales?

El BNG nunca se prestó a tal operación. Desde que tenemos consciencia sabemos que detrás de la emigración gallega hay muchas historias, muchas vivencias, largos años de pasar por todo tipo de situaciones, por eso nos dejamos conducir por el respeto máximo y no por el alboroto electoral. Jamás negamos los derechos sociales, jurídicos, asistenciales o culturales de la emigración gallega. Y ahí están las hemerotecas, los archivos del Parlamento Galego y del Congreso y del Senado para demostrarlo. Tenemos el orgullo de exhibir una larga trayectoria de trabajo en pro de los derechos de los residentes en el exterior, un trabajo que nadie puede negar. Y sobre todo, siempre defendimos el derecho a que los descendientes, hijos y nietos de emigrantes accedan a la nacionalidad española. Defendimos cualquier trampolín o senda que facilite su retorno. En todo este ámbito, desarrollamos nuestro trabajo. Estos son los hechos más allá de los votos.

Sin embargo, tampoco practicamos la falsedad y siempre mantuvimos la necesidad de modificar el sistema de votación de los emigrantes. En la vida política cercana, la municipal y la del territorio gallego, deben incidir los que habitan, trabajan y conviven en Galicia y en el territorio español. Es un planteamiento que parte de elementos básicos de coherencia, votas donde resides porque es ahí donde están los servicios públicos que revierten en tu vida, que te afectan.

Otra cosa son las Elecciones a Cortes Generales o al Parlamento europeo, instituciones que podríamos denominar “supranacionales”, que consideramos pueden contar con el voto de los residentes en el exterior siempre que naciesen o residiesen por los menos dos años en el territorio estatal, y no tengan reconocido este derecho en el país de residencia. Es lo normal, en ningún país del mundo con una alta emigración permiten votar en dos Estados al mismo tiempo, elegir el destino político de dos países. Remitimos a un ejemplo cercano, Irlanda.

La propuesta del BNG avanza en criterios democráticos, toma en consideración la voz de la emigración cuando pedimos una circunscripción electoral propia para los residentes en el exterior en las votaciones a Cortes Generales. Pura democracia sin trampas numéricas.

El tema de la distribución de escaños también precisa de la introducción de congruencia. Es justo que el reparto de escaños se realice en función de la población de derecho? N será más equitativo que esta distribución se haga en base al censo electoral real? Desde luego, Galicia ganaría. Teniendo en cuenta nuestro censo electoral y el de los residentes ausentes, el resultado de las cuentas arrojan datos reveladores: tendríamos 5 escaños más de los que tenemos mientras que el actual sistema nos arrebata nuevamente un diputado por A Coruña. Ganamos votantes pero no cuentan, ¿no es el mundo al revés?

De todos es conocida la triste historia de manipulaciones, corrupciones, engaños e irregularidades con el voto de los emigrantes. Todos tenemos en la mente un resumen de todo eso: muertos que votan. La depuración, el control, la vigilancia deben llegar al sistema de votación de los residentes ausentes porque es una medida de limpieza democrática que da veracidad al sistema. La mejor manera es la práctica del sufragio activo tal y como lo hacemos los residentes en el Estado, con todas la garantías, votando en urna en colegios electorales constituidos en órganos institucionales en los distintos países. ¿A qué viene tanta resistencia a poner en marcha un mecanismo que ofrece garantías a todo el mundo? ¿No van los extranjeros que viven en el Estado a votar a sus embajadas y consulados cuando se produce un proceso electoral? Será tan complicado? Nos tememos que no va por ahí la cosa.

Comentarios
Añadir nuevoBuscar
Escribir comentario
Nombre:
Website:
Título:
 
 

Copyright (C) 2007 Alain Georgette / Copyright (C) 2006 Frantisek Hliva. All rights reserved.

 
Seguir a PortalElectoral en Twitter

Los blogs de...
Los blogs de...
Nuestros Expertos
Electoblog Electoblog
Patrocinador