Portada  
lunes, 25 de junio de 2018
Derecho de sufragio activo PDF Imprimir E-Mail
Índice del Artículo
Derecho de sufragio activo
Derecho de sufragio pasivo
Causas de inelegibilidad
La nacionalidad española

Electores y elegibles: el derecho de sufragio


El derecho de sufragio es el derecho que tienen los ciudadanos a participar en un proceso electoral. La participación en unas elecciones puede ejercerse de dos maneras: mediante el sufragio activo, que es el derecho a votar para elegir representantes, o mediante el sufragio pasivo, que es el derecho a presentarse a unas elecciones para ser elegido representante.

Derecho de sufragio activo

El derecho de sufragio activo, es decir, el de poder votar en unas elecciones, corresponde a los españoles, mayores de edad, que no estén incapacitados legalmente. Para su ejercicio es indispensable, además, estar inscritos en el censo electoral.

Estos requisitos deben cumplirse el día de la votación, hasta el punto de que cabría la anulación del voto por correo emitido por un elector fallecido con posterioridad a su emisión y antes del día de la elección. De igual manera, quien cumpla la mayoría de edad el día de la elección, tiene derecho a votar.

Requisitos para votar

Nacionalidad

Para votar en unas elecciones es necesario tener la nacionalidad española. Hay dos excepciones a esta norma:

- En las elecciones al Parlamento Europeo pueden también votar los ciudadanos de la Unión Europea residentes en España que manifiesten su deseo de ejercer el derecho de voto en nuestro país.

- En las elecciones municipales, pueden votar, en las condiciones citadas, los ciudadanos de la Unión Europa residentes en España, así como los de países que otorguen a los ciudadanos españoles el derecho de sufragio pasivo en sus elecciones municipales. El único país con el que España mantiene un convenio de reciprocidad electoral es Noruega.

Por tanto, el requisito de nacionalidad española indicado por la ley electoral se aplica sólo a las Elecciones Generales (Congreso de los Diputados y Senado) y a las de las Asambleas Legislativas de las Comunidades Autónomas. En este último supuesto, las leyes electorales autonómicas definen como electores a quienes ostenten la condición política de ciudadanos de la Comunidad Autónoma respectiva, es decir, aquellos que tengan la condición de vecino en cualquiera de los municipios integrados en el territorio de la comunidad de que se trate.

Mayoría de edad

Para asegurar la capacidad del elector, todas las legislaciones electorales exigen una edad mínima para poder ejercer el derecho de voto. En España, la Constitución establece la mayoría de edad a los 18 años (art. 12 CE). Esta condición debe cumplirse el día de la votación, de tal manera que sólo pueden votar quienes ese día tengan 18 años o más.

Pleno uso de los derechos políticos

La ley electoral establece los supuestos en los que un ciudadano carece del derecho de sufragio (art. 3 Loreg):

- Los condenados a la pena de privación del derecho de sufragio

- Los declarados incapaces por sentencia judicial firme

- Los internados en un hospital psiquiátrico con autorización judicial

En los tres supuestos es preciso que los jueces o tribunales se pronuncien expresamente sobre la incapacidad para el ejercicio del derecho de sufragio. Las decisiones judiciales sobre estas incapacidades se comunican y anotan en el Registro Civil.

Privación de libertad y derecho de sufragio

En relación con los internos en establecimientos penitenciarios, la Junta Electoral Central ha reiterado en varios acuerdos que no pueden votar quienes se encuentren cumpliendo pena de privación o suspensión del derecho de sufragio impuesta por sentencia firme. Por tanto, quienes no se encuentren afectados por esa imposibilidad pueden ejercer su derecho al voto bien por correo, bien personalmente si el régimen penitenciario lo permite, y siempre que se encuentren inscritos en el censo electoral.

Aunque el Código Penal de 1995 suprimió las penas de supresión y privación del derecho de sufragio, puede haber sentencias dictadas de acuerdo con el Código Penal anterior, de 1983, que contemplen esta pena, la cual deberá cumplirse mientras la sentencia no se revise.


Inscripción en el censo electoral

Para tener derecho a voto hay que cumplir los tres requisitos citados: nacionalidad, tener la mayoría de edad y estar en pleno uso de los derechos políticos. Pero para el ejercicio del voto, esto es para votar, se exige cumplir con una condición más: estar inscrito en el censo electoral.

El censo electoral es el documento en el que figuran todos los ciudadanos que reúnen los requisitos para ser elector y no se hallan privados, definitiva o temporalmente, de ese derecho.

El derecho a votar el día de las elecciones, se acredita por la inscripción en los ejemplares certificados de las listas del censo de que disponen las Mesas Electorales y por la identificación del elector, que se realiza mediante DNI, pasaporte, permiso de conducir en que aparezca la fotografía del titular o, para los extranjeros, con la tarjeta de residencia.



 
Seguir a PortalElectoral en Twitter

Los blogs de...
Los blogs de...
Nuestros Expertos
Electoblog Electoblog
Patrocinador