Portada arrow Los blogs de... arrow J. Francisco Mendi (IU) arrow DEBATES ELECTORALES EN TELEVISIÓN  
viernes, 18 de octubre de 2019
DEBATES ELECTORALES EN TELEVISIÓN PDF Imprimir E-Mail
Escrito por Elviro Aranda Álvarez   

aranda.jpgLa importancia de los debates televisados en los procesos electorales creo que está fuera de toda duda a estas alturas. Quizás, para algunos, esos debates también tendrían que llegar a "segundos espadas" y, con ello, pasar de planteamientos generales de la acción política a cuestiones sectoriales. Para otros muchos, en esos debates también deberían participar los cabezas de listas de los partidos minoritarios con representación parlamentaria.

En todo caso, lo que está claro es que los debates televisados entre Zapatero y Rajoy son fundamentales, puesto que son los líderes de los dos partidos que representan a una amplísima mayoría de los españoles y con toda seguridad uno de ellos será el nuevo presidente del Gobierno.

En la campaña para las elecciones del nueve de marzo de 2008 vamos a tener debates y creo que todo el mundo está de acuerdo que eso va a ser bueno para la mejor información de los ciudadanos y para el funcionamiento de nuestra democracia; y vamos a tener esos debates pese a la "curiosa" estrategia del PP que dice: "en democracia sólo es bueno lo que a nuestros intereses les convenga".

Hay que recordar que en España tan sólo hemos tenido debates durante gobiernos socialistas, con Felipe Gonzáles y ahora con José Luis Rodríguez Zapatero. En la presidencia de Aznar e incluso siendo candidato del PP Mariano Rajoy a los socialistas nos hubiera gustado que se celebrasen debates pero entonces los “estrategas” del PP estimaban que no eran beneficiosos para sus intereses.

En la fase preparatoria de los debates que ahora se van a celebrar hemos asistido a otra “estratégica toma de posición del PP”. Nuevamente han jugado a que los debates se celebrasen si ellos estimaban que les beneficiaban y, por supuesto, intentando que Zapatero fuera a los debates con “una mano atada a la espalda”. Se ha denigrado a la televisión pública y descalificado a sus profesionales, incluso no se veía bien una institución de todas las televisiones como es la Academia de Televisión. Para el PP la independencia tan sólo la garantizaban dos televisiones privadas, pero no dos cualquiera, las dos que ellos decían. Creo, y esto no lo he podido contrastar, pido perdón si no es cierto, que para el PP la mayor garantía de independencia eran los debates en esas televisiones que ellos proponían y como moderador Miguel Angel Rodríguez, que como ex Portavoz del Gobierno acumula buenas prácticas de “respeto a las instituciones y al pluralismo”.

Como decía, con el asunto de los debates electorales en televisión hemos asistido a otro buen ejemplo de cómo entiende la democracia y sus procedimientos el PP: es bueno todo lo que me favorezca a mí o todo lo que perjudique al adversario. ¡Lamentable! Que falta de sentido de Estado y de compromiso con el buen funcionamiento del sistema. 

Pese a ese comportamiento, que por cierto, ha sido habitual durante toda la legislatura, los socialistas nos hemos comprometido con el funcionamiento democrático de nuestras instituciones. Hemos hecho del Parlamento el centro de la vida política durante estos cuatro años.

El Presidente del Gobierno ha respondido semana tras semana a las preguntas de la oposición, pero no sólo en el Congreso de los Diputado, que por cierto rara vez lo hacía Aznar, sino también en el Senado, donde Aznar ni pisaba. Se han limitado las preguntas del grupo socialista para que la oposición tuviera un cupo mayor. Se han hecho muchos más debates monográficos. Se ha interpretado con generosidad las previsiones del reglamento para el límite de los tiempos en los debates. Se ha puesto en funcionamiento la Conferencia de Presidentes en el Senado. No me voy a extender más pero tampoco quiero olvidar que se ha aprobado un nuevo Estatuto para la radio televisión española con una dirección consensuada y pautas claras para garantizar su independencia y profesionalidad.

En definitiva, se ha hecho todo lo que se ha podido y más para mejorar el debate parlamentario y el trabajo de la oposición. Si no se ha reformado el Reglamento del Congreso ha sido por el boicot del PP a que el Presidente Marín se apuntara ese tanto. Por cierto, Marín ha sido un gran presidente del Congreso de los Diputados que ha tenido que aguantar esa estrategia de manipulación que ha extendido el PP en la legislatura.

Pues bien, en esa línea de fortalecer la democracia los socialistas hemos apostado por los debates electorales en televisión entre Zapatero y Rajoy, pese a que los estrategas de campaña digan que eso sólo beneficia al candidato aspirante, lo hacemos porque creemos que va a ser la oportunidad de que los dos líderes se miren a la cara cuando hagan sus propuestas y de esa forma los ciudadanos puedan elegir mejor a quién votar. Lo hacemos porque con ello servimos a la democracia y a los intereses de los ciudadanos y lo hacemos orgullosos y tranquilos por el trabajo bien hecho durante estos cuatro años.

Sabemos que el PP va a los debates no por servicio a la democracia sino por interés electoral, porque les han dicho que necesitan esos debates para intentar ganar a Zapatero, si no ¿por qué han tensado la cuerda sobre dónde y cómo se tenían que celebrar? Sencillo, han esperado hasta el último momento para en función de cómo evolucionase la campaña tomar la decisión que más les beneficiase.

Comentarios
Añadir nuevoBuscar
Escribir comentario
Nombre:
Website:
Título:
 
 

Copyright (C) 2007 Alain Georgette / Copyright (C) 2006 Frantisek Hliva. All rights reserved.

 
< Anterior   Siguiente >