Portada arrow Nuestros Expertos arrow Francisco Ruiz arrow Qué café autonómico  
lunes, 23 de septiembre de 2019
Qué café autonómico PDF Imprimir E-Mail
Escrito por Paco G. Redondo. Profesor. Afiliado a UPyD   

No cabe duda de que nuestra Constitución democrática de 1978 ha supuesto, a diferencia de las constituciones partidistas del siglo XIX, un marco legal y consensuado de estabilidad política para la moderación social y prosperidad económica de nuestra nación autonómica. pacor-1.jpgSin embargo ello no quiere decir, a pesar de su difícil reforma por precisar 2/3 de los votos de las Cámaras, que no deba irse adaptándose paulatinamente a los cambios que la evolución histórica lógicamente impone.

Ante las elecciones generales del próximo 9 de Marzo uno de los polémicos asuntos que se están planteando es precisamente el de su reforma, sobre todo en apartados relacionados con la división de poderes y papel del Senado, ley electoral y armonización autonómica en relación al modelo de Estado nacional y competencias del gobierno central. Algunos de estos puntos son claros y de matiz, como la no discriminación de la mujer en la sucesión a la Corona -al margen de qué sentido tenga en una integración, republicana de hecho, de la Comunidad Europea-, otras como la independencia de la Justicia, la solidaridad interregional o la planificación de la enseñanza, son de hondo calado.

Hay que señalar además que algún artículo básico está en entredicho, como el 14 que establece "los españoles son iguales ante la ley, sin que pueda prevalecer discriminación alguna por razón de nacimiento...", pongámoslo en relación con el cupo contributivo vasco o el presunto contrato de costumbres para inmigrantes. Otros necesitan ser aclarados o precisados, como definir que a un mismo trabajo no pueden corresponder distintos salarios según la Comunidad Autónoma, o qué competencias de enseñanza tiene el ministerio nacional y las consejerías de educación autonómicas. 

Cuando durante la transición democrática se decidió extender el modelo autonómico, a partir de Cataluña, País Vasco y Galicia al conjunto de regiones bajo las fórmulas "café para todos" y "café a la carta", lo que no podía deducirse es que su desarrollo se tradujera en desigualdad de derechos, teniendo unos sólo derecho a café solo y en taza pequeña, y otros a café irlandés y en taza grande. Puestos a rastrear no hay región (rex-regis, o sea de los reinos medievales) más histórica que Asturias, y desde luego no debe haber autonomías de primera y autonomías de segunda categoría.

Estando de acuerdo con la necesidad de transformar la partitocracia en democracia, reforzando la independencia del poder judicial entre otras cosas, el abordar un pacto de Estado por la estabilidad y calidad de la enseñanza parece en efecto necesario. Ahora bien, no tiene por qué ser ésta una competencia "exclusiva" ni del Estado ni de las Comunidades Autónomas, más bien requiere "planificación básica y coordinación fundamental" del Estado en Educación, aunque con una gestión descentralizada por parte de las Comunidades Autónomas; no puede ser que de hecho haya 17 sistemas educativos peculiares.

Comentarios
Añadir nuevoBuscar
Escribir comentario
Nombre:
Website:
Título:
 
 

Copyright (C) 2007 Alain Georgette / Copyright (C) 2006 Frantisek Hliva. All rights reserved.

 
Siguiente >
Seguir a PortalElectoral en Twitter

Los blogs de...
Los blogs de...
Nuestros Expertos
Electoblog Electoblog
Patrocinador